Con la llegada del frio invierno la prioridad de muchas familias en contar con una calefacción adecuada, pero en general, la instalación de estos sistemas va de la mano de un aumento en los gastos energéticos algo que resulta realmente desalentador, por eso la pregunta del momento es, cuando se trata de calefacción, ¿Cuáles son las calderas de menor consumo?

Estadísticamente hablando casi el 50% de la energía que se consume en una vivienda es por concepto de calefacción, pero por fortuna existen algunas calderas más eficientes que otras, a continuación se detalla más información acerca de esto.

Calderas de condensación a gas

Son de las calderas más eficientes en el merco, ¿por qué?, porque el sistema de funcionamiento es único, este permite que se reutilice la energía que es expulsada en el proceso de combustión, lo que ayuda a maximizar el funcionamiento de la caldera, con una de estas en casa el ahorro es de hasta un 40%.

Por si fuera poco estas calderas son las mejores cuando se trata de mantener estables la temperatura dentro de casa, son muy eficientes, una excelente opción si desea comenzar a ahorra un poco dinero por concept de calefacción.

Calderas de baja temperatura.

Las calderas de condensación no solo funciona con gas, existen otros modelos que utilizan gasoil para su funcionamiento y siguen siendo igual de eficientes que las primeras. Por supuesto estas no son perfectas y tienen algunos aspectos negativos, por ejemplo el hecho de que  pueden ser más contaminantes que las calderas que funcionan a gas, y de acuerdo al área en que se ubique el gasoil puede llegar a ser más costos.

Pero en sitios donde no se experimentas climas extremos esta es ideal, el ahorro es de hasta 30%, por supuesto es una caldera de baja temperatura por eso se hace énfasis en el hecho de que es funcional es zonas en que no se necesita demasiado calor.

A gasoil o gas, las calderas de condensación siempre serán la mejor alternativa si lo que desea es un óptimo funcionamiento de la mano de un ahorro de energía, es importante acotar que en ocasiones el exceso de consumo de energía  gracias a la calefacción puede deberse a un mal uso de los aparatos, por ejemplo, una mala programación de la temperatura por eso es importante tener bueno hábitos en el uso de las calderas.

Algunas de las calderas de gas más comunes

En el mercado va a encontrar cuatro tipos de calderas: las estancas o cerradas, las de bajo NOX, las de condensación y las atmosféricas. Las tres primeras realmente son estancas, es decir, selladas o cerradas, siendo más recomendadas que las atmosféricas.

Las primeras de estas calderas estancas incluyen una cámara de combustión totalmente sellada, y al no requerir aire del ambiente ha sido caracterizada como muy segura. Los gases emitidos no entran en contacto con el aire del lugar que va a climatizar.

En cuanto a las calderas de bajo NOX, tienen un diseño que permite la emisión de una pequeña cantidad de óxido de nitrógeno, caracteriza que le da su denominación.

Las calderas de condensación tienen el beneficio extra de poder reutilizar la energía del agua varias veces, por lo que muestra mayor eficiencia que las dos anteriores, resultando ahorrativa respecto al consumo del gas, otorgándole esta característica el mayor nivel de seguridad que una caldera puede ofrecer. Datos importantes:

Referente a las calderas atmosféricas, como se enunció anteriormente no son selladas, lo que significa que tienen una cámara de combustión abierta, que puede contaminar el ambiente cuando se mezclan los gases que emite el aire de su alrededor.

Puntúa este artículo
[Total: 1 Promedio: 5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!