El mantenimiento de una puerta

Mantener una puerta en buenas condiciones es indispensable para que continúen ofreciéndonos el servicio por el cual las pusimos en un primer momento. La seguridad que nos ofrece una puerta, no es posible si sufre algún tipo de desperfecto. Por lo general las puertas que tenemos en nuestros hogares no requieren de un mantenimiento muy completo y tener cuidado y precaución con ellas ya supone ese mantenimiento. Pero como cerrajeros a domicilio que somos, te decimos que hay otro tipo de puertas que requiere un mantenimiento muy específico.

En nuestras puertas es indispensable que las cerraduras se mantengan en buen estado

Mantenimiento de puertas

Como hemos citado anteriormente este sería el mantenimiento dependiendo del tipo de puerta:

Puertas automáticas peatonales

Para las puertas automáticas peatonales ya que este tipo de puertas, son elementos electromecánicos complejos sujetos a desgaste por el uso. Para asegurar su correcto y continuo funcionamiento, es imperativo un mantenimiento a intervalos regulares. Este mantenimiento periódico previene accidentes, reduce averías y los inconvenientes que éstas generan, prolongando la vida de la puerta automática peatonal.

Por otro lado, el mantenimiento de las puertas automáticas peatonales es obligatorio según el Código Técnico de la Edificación (CTE). Éste indica: “Las puertas peatonales automáticas se someterán a las condiciones de mantenimiento conforme a la norma UNE EN 12.635:1002+A1:2009".Es muy aconsejable que para el mantenimiento de este tipo de puertas se contrate a una empresa especializada. Ya que le indicará de una mejor forma las medidas que hay que tomar para el correcto funcionamiento de la misma.

Puertas de madera

Para las puertas que se encuentran en nuestros hogares que suelen ser de madera, diariamente solo debes de pasar un trapo un poco húmedo para quitarle el polvo que se pueda quedar en ella y a continuación secarlo. La cerradura y el pomo no es necesario limpiarlo todos los días pero si se aconseja que se lave una vez cada quince días aproximadamente. Una vez al mes, es recomendable revisar el funcionamiento de los herrajes y cerraduras. En el caso de que las bisagras no funcionen correctamente, puede cambiarlas. Si es problema de la cerradura lo más conveniente es usar un aceite lubricante si ésta se atasca y no gira correctamente. Las puertas de madera llevan un barniz que sirve como tapaporos. Si observamos que la puerta tiene ralladuras o  raspones la manera de proceder es la siguiente. La mayoría de estas puertas están barnizadas. Debes localizar el barniz  utilizado en tu puerta y una vez localizado, puedes proceder a lijar la parte afectada de la puerta y darle la primera mano de pintura. Realizarás esta función tantas veces como sea necesario, pero normalmente aplicando este proceso tres veces la puerta obtiene el resultado deseado.  Si se produce un abombamiento en tu puerta deberá saber que se ha abombado por pudrición de la madera. Es muy posible que tenga que cambiar la puerta, porque si lo intenta reparar la madera se volverá a pudrir. Sin embargo si el abombamiento es muy leve, puede intentar hacer un injerto con un contrachapado de un espesor similar al original. Para ello, deberás cortar la parte afectada cortando los residuos con un formón y encolándolo en su lugar con cola de carpintero.  Luego se coloca mastique en las juntas, y se procede al sellado y pintado. Para hacer este último proceso es necesario descolgar la puerta de las bisagras.

Puertas de metal

Si las puertas son de metal, es aconsejable cada seis meses revisar el estado de la pintura de la puerta. Si observamos que la puerta tiene ralladuras o  raspones la manera de proceder es la siguiente. La mayoría de estas puertas están pintadas con esmalte (pintura a base de aceite). Debes localizar la pintura con la que diste el esmalte a tu puerta y una vez localizado, puedes proceder a lijar la parte afectada de la puerta y darle la primera mano de pintura. Realizarás esta función tantas veces como sea necesario, pero normalmente aplicando este proceso tres veces la puerta obtiene el resultado deseado.  Otro de los problemas es el abombado, que se debe a oxidaciones en el material de la puerta. Para solucionarlo deberá cavar con una espátula para averiguar el origen de dicho abombamiento. Si es algo superficial se podrá reparar lijando la puerta y luego aplicando pintura. De no ser así y si el abombamiento ha penetrado dentro de la lámina metálica descomponiendo el material la mejor opción es cambiarla o llevarla al herrero para que solucione el problema.

Puertas de vidrio

Para las puertas de vidrio el mantenimiento es diferente, si el vidrio se rompe es necesario llamar al cristalero para remplazar la rota por una nueva. Si nuestra puerta de vidrio tiene un marco de madera, metálico o de aluminio deberemos de proceder de la misma forma pero siempre teniendo en cuenta las dimensiones de nuestro marco y del material con el que está instalado. Si nuestro marco es de madera se deberán sacar los pisa-vidrios, generalmente en forma de media caña y clavados en el lado interior. Se limpia bien la superficie donde va a ser instalado el vidrio con una espátula. A continuación se coloca el vidrio y se sujeta con los pisa-vidrios que van clavados cada 10 cm aproximadamente. Si el marco es metálico el proceso es similar simplemente que los pisa-vidrios son en forma de U, y se pegan con masilla para vidrios de medio centímetro  de espesor para absorber las irregularidades del marco. Si por el contrario, se trata de un marco de aluminio la mejor opción es que lo haga un cerrajero profesional ya que hay que desarmar el marco.

mantenimiento puertas garaje

Puertas de garaje

El mantenimiento de la puerta de garaje como de todas las cosas, aparte de ser necesario es una obligación, si y digo una obligación. No se puede correr riesgos con las puertas de garaje, un mantenimiento de su puerta de garaje evitara accidentes, algo que ninguna comunidad de vecinos o propietarios de garajes desearía tener, un accidente de una puerta de garaje por un mantenimiento inexistente o inadecuado puede traer consecuencias fatales para la comunidad, multas realmente costosas, seguros de comunidades de vecinos que no se hacen cargo, el mantenimiento de puertas de garaje automáticas es como la ITV de los vehículos.

Para el mantenimiento de las puertas de garaje es recomendable contratar a especialistas dedicados a ello, ya que un buen mantenimiento de puertas automáticas evitara averías más costosas, un funcionamiento mucho más fiable de la cancela automática, reduciéndose en un 80% las averías de la misma. A parte de ello, estas averías son más difíciles de arreglar debido al complejo mecanismo que tienen.

Cerrajeros profesionales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies